Método

El método de tratamiento ha evolucionado desde que fue creado por Kurt Ekman hasta nuestros días, sobre todo en relación a los conocimientos que actualmente se tienen acerca del tratamiento de cadenas musculares.

Hoy en día, el tratamiento es no sintomático, y se basa en un abordaje centrípeto, tratando en primer lugar las zonas alejadas al foco de lesión, y que constituyen los puntos de partida de la organización de los esquemas de tensiones mio-aponeuróticas.

Técnica

La fase de palpación digital se realiza con la mano que no dirige el gancho, y sirve para delimitar de forma grosera las zonas anatómicas a tratar.

La fase de palpación instrumental, que se realiza con el gancho, permite localizar con precisión las adherencias y los corpúsculos fibrosos existentes.

La fase de fibrolisis propiamente dicha consiste en una tracción suplementaria que se realiza con el gancho al final de la fase de palpación instrumental, y que está destinda a alargar, o incluso romper, las adherencias y corpúsculos fibrosos.